MISHICANCA



Era uno de los abigeos audaces y aguerridos y uno de los románticos invicto en las alturas su nombre era Edilberto Espinoza pero casi nadie le conocía con este nombre más por su apodo celebérrimo que había conmovido a la inmensa quebrada de Chaupihuaranga con el apodo de MISHICANCA (Asado de Gato)-
Mishicanca era un personaje de malas trazas que podía parecer cualquier cosa menos un bandolero flaco su cuerpo de una frente estrecha y angulosa con una cabellera negrísima y cejas de ojos diminutos y brillantes con una mirada enigmática y profunda y fija con una sonrisa perenne y sus labios verdosos de coca. Y contaba con un caballo hermoso de incomparable cabos negros, de cabeza chica pero firme y resistentes remos, de fuertes y amplios cascos , de ojos llenos de fuego y dulzura , de robusta y elevadas lazada es decir de fina estampa un extraordinario caballo serrano y compañero de aventuras y sacrificios. Se había casado con Mafalda Tenorio chola poderosa de elevada estatura y de carácter, había conseguido de ella no solo su amor rendido y fiel que lindaba en la idolatría sino también un hijo y una hija a quienes adoraba.
Mishicanca gustaba del sol , del campo de las azules noches consteladas y claras de dulces canciones nativas era un romántico imperitamente alegre, se había ganado el cariño y el respeto de toda la quebrada de Chaupihuaranga que en cómplices noches de luna o en confidentes amaneceres, recibía la prodiga generosidad de sus dineros y sus presentes cargados de amor; porqué cuando Mishicanca robaba no era para él solo. Tenía que compartir el contenido del botín con los con poblanos de aquellos riscos, valles y quebradas. Así, consiguió la complicidad de hombres ,mujeres y niños de Pasco.
Así Mishicanca tenia distribuidos a sus espías en todo sitios, que contaba entre estos a Gobernadores, Jueces de Paz, Regidores, Personeros, y demás dirigentes pueblerinos, siendo en todo caso ,los cantineros, los que colaboraban con el .Así la quebrada de Chaupihuaranga se había convertido en el escenario de sus fechorías. No dejaba ningún pueblo, ningún camino ,ninguna hacienda, ni siquiera una casa que no estuviera bajo su dominio de terror, Había repartido su territorio de cuadrillas de facinerosos de la siguiente manera: Su Hijo Vicente en todas las alturas de Vilcabamba Rocco y Quishuarcancha,Su Yerno Evaristo Vera al mando de Cachipampa,Chinche,Andachaca,y Pacoyan, Y Aniceto Olazo,Tingo,Tussi,Jarria,Pampania,Goyllarisquizga y Alcacocha mientras Ezequiel Hilario con su patrulla volante, estaba listo a caer en cualquier pueblo o camino que Mishicanca le ordenara.
Repartidos asi los forajidos, asolaban los campos pasqueños en incursiones audaces y rápidas, eran excelentes jinetes y mejores laceadores y de vez en cuando utilizaban sus certeros revolver. No les importaban nada ni les detenia estos hombres actuaban a sangre fría era temida en toda la zona, cuando atacaba toda la cuadrilla una hacienda , no quedaba nada en ella, ni animales, ni alimentos, ni licores, ni herramientas, ni joyas, ni dinero hasta las mujeres eran raptadas y quedaban mancilladas. Los hacendados, los mineros, comerciantes, viajeros se estremecían cuando escuchaban mentar a Mishicanca.
Los ricos gamonales estaban harto de tantos robos exigieron a los Diputados y la Corte de Justicia y a la Policía Rural que pusiera coto a estos lamentables desmanes. El pedido era unánime ,pero la policías se encontraba impotente por que era imposible la captura de Mishicanca solo una vez lo habían apresado . Por haber excedido de trago y había interrumpido en la Iglesia de Yanahuanca montado en su alazán para dejar dinero en el altar del santo patrón del pueblo San Pedro por a ver cometido ese sacrilegio fue traído a Cerro de Pasco engrillado y estrictamente vigilado en un descuido de los guardias se trepo por el techo de la Iglesia Chaupimarca como un gato de donde desapareció como por encanto con cadenas y todo. Desde esa vez Mshicanca expandió su radio por Paragsha y Yanacancha en audaces interrupciones cuyos por menores ocuparon voluminosos legajos.
Asi el Juzgado ordeno al la Prefectura y a los Militares y personal Policial que contaban con cuatrocientos policías que estaba a cargo del Coronel Enrique Galdos y del Capitan Julian Pardo y del Teniente Afredo Landa para que atrapen al Legendario Mishicanca VIVO O MUERTO.
Es asi que rodearon la cueva donde se encontraba los bandidos y con una bocina el capitán Julian Pardo dijo:¡Mishicanca! ¡Estas rodeado! ¡Rindete y entregate! Pero como respuesta recibió una ráfaga de disparos y los policías comenzaron a disparar pero como un rayo en zig-zag corrió y en primero en caer fue su Yerno Evaristo Vera su cuerpo fue arrastrado por el rio de Michivilca y una bala atravesó en la pierna izquierda de Mishicanca asi ensangrentado llego a rastra a la puerta s de su casa en la que se encontraba Mafalda y lejos de socórrelos tomo un a piedra grande de un golpe feroz le abrió el cráneo en tanto gritaba ¡¡No te agarraran vivo!! …¡¡Nunca, nunca, …nunca!!!, .Asi se abrazo al cadáver llorando con gestos de desesperación los guardias tuvieron que arrancarle. Subieron al cadáver de Mishicanca sobre un mulo y cumpliendo su consigna lo hicieron entrar en la Ciudad de Pasco
Detrás de cadáver y llorando inconsolablemente marchaba la mujer que había preferido verlo muerto ante que rendido a su amor ,a su ídolo, a su hombre,
Así termina la Legendaria vida del Bandolero Mishicanca un 10 de Octubre de 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario